Reserva con el CLUB SAUCÉPOLIS y consigue un 5% de descuento AQUÍ

Feeling Free: Los Collages de Sara Zanigni

Nuestra invitada en esta edición de Entrevistas es una clienta habitual de nuestra cafetería. Nos descubrió en una de las pausas para el café, y cuando pudimos charlar un poco con ella descubrimos que además de trabajar en un estudio de arquitectura, tenía una faceta artística creativa y más que interesnate. Feeling Free es su primera exposición, y en ella podemos conocer algunas de sus series de collages.

Hablamos con ella de la técnca del collage, de la creación artística y de cómo un pedazo de alma se plasma en cada obra. Hoy en Entrevistas, tenemos el placer de presentaros a Sara Zanigni.

Algunos collages cuentan historias, cuentan sentimientos y me interesa que cada uno encuentre el suyo

Expones en Impact Hub ¿Cómo conociste este lugar?

Actualmente trabajo como arquitecta y en mi estudio nos invitaron a ir a exposiciones de otros artistas. Una de mis compañeras le comentó a la chica que se encarga de los eventos que yo hacía collages. Quedé con ellos y se mostraron interesados. Yo no había expuesto antes, no me lo había planteado. Sólo estaban en mi Instagram. Pero ahora me encantaría poder exponer en otros sitios.

¿Los Collages que expones son series limitadas?

No. Están a la venta y se pueden comprar tanto los collages en papel como los digitales. Tienen un precio diferente porque los collages de papel están ya montados y los digitales son una impresión en papel fotográfico pegada en un cartón pluma. Los collages hechos a mano son piezas únicas, y los expuestos son solo cuatro. Uno de ellos no está a la venta. Es muy personal. Y este es justo el que más está gustando.

¿No te da un poco de pena vender tus collages?

Los digitales no, porque son impresiones. Es como cuando voy a una tienda de ilustraciones y compro una para decorar mi casa. Pero los de papel son piezas únicas y se va una parte de mi corazón.

¿Qué diferencia hay entre el collage de papel y el collage digital?

El proceso creativo es el mismo. Sólo cambia la técnica. Voy buscando la imagen principal del collage, que es una reflexión de algo que quiero transmitir y alrededor voy poniendo colores, que es lo más importante para expresar lo que quiero, y luego imágenes secundarias que refuerzan la imagen principal. En el collage digital busco directamente las imágenes digitales, no escaneo ni fotografío imágenes físicas.

Moosesbildwerk, el taller donde he impreso mis laminas, ha hecho un trabajo muy bueno. Era la parte que me daba más miedo, pero estaba súper contenta cuando vi las piezas impresas. Nunca las había impreso antes. Temía que se perdiera el detalle, algunos colores muy claros o texturas que necesito que se vean. Y lo consiguió.

En el proceso de creación de un collage ¿Es la imagen la que inspira la obra o tienes una idea y buscas las imágenes para plasmarla?

Siempre empiezo con alguna sensación que quiero expresar. Luego con el digital tengo todas las imágenes del mundo, pero en papel es mucho más complicado. Yo trabajo con un montón de papeles, con folletos, revistas que he recogido durante años, las extiendo en la mesa y voy buscando la pieza que necesito.

Hemos visto que a veces utilizas también textos en tus collages

A veces no dispongo de todas la imágenes que quiero y por esta razón necesito la palabra para que llegue el mensaje. Es complicado. El collage expuesto “Design Process Two”, por ejemplo, expresa la sensación de estar constantemente observada. Me resulta más fácil transmitir ese mensaje con palabras, y luego con imágenes refuerzo en mensaje. Me interesa que llegue el mensaje que quiero transmitir al espectador. A veces voy a un museo y hay obras que no logro entender, otras en cambio el artista te da algo que te permite comprenderlas. Y esto me parece bonito porque te permite dar tu versión de lo que estás viendo, puedes entenderlo según tus ojos. Y esto es lo que quiero que suceda cuando alguien ve mis collages. Algunos collages cuentan historias, cuentan sentimientos y me interesa que cada uno encuentre el suyo.

De hecho tus collages están muy relacionados con tu momento vital, son casi autobiográficos.

La sensación de verlos todos expuestos ha sido súper bonita, pero a la vez era como “Esto soy yo”, era como si todo el mundo pudiera mirar dentro de ti. Los collages hablan de mí y cuentan mi historia, pero quiero que cada uno vea la suya. Que se identifiquen y piensen “Esto lo he vivido yo también”

Antes de empezar con el collage habías experimentado con el dibujo o la ilustración. ¿Por qué te decantas por el collage?

Siempre he sido muy creativa, desde pequeña. Y con el dibujo nuca he conseguido que el resultado quede como quiero yo. Hay una distancia entre lo que imagino y el dibujo que hago. Durante el periodo de Erasmus, en Cracovia, comencé con esta técnica. Vi muchos collages de muchos artistas y pensé que esto yo lo podía hacer. Fue importante que sucediera durante el Erasmus porque mi mente se abrió mucho. Entonces empecé hablando del tema que me interesaba en ese momento, el narcisismo. Había investigado mucho sobre ello. Me sentí como muy libre, y cuando lo vi pensé “Qué bonito”.

¿Aún conservas este primer collage?

Si, Si, pero no está en este exposición. Se puede ver en mi Instagram. Si que está expuesto el segundo que hice. Este ya habla de mi mundo interior.

Comentas que cuando más creativa estás es precisamente cuando vuelves a casa, a Italia.

Si, sobre todo con los collages de papel. Allí consigo mucha concentración, me pongo mi música, tengo todos mis papeles, necesito espacio, tranquilidad… No puedo imaginar hacer uno de estos con las distracciones que hay en otro lugar. Necesito tranquilidad. Este verano compuse dos de los collages expuestos en esta exposición.

¿Qué relación tiene tu creación artística con tu profesión de arquitecto?

Durante la carrera siempre me interesó más la parte gráfica de los proyectos. Las primeras prácticas también tuvieron más que ver con la gráfica. Pero ahora en el estudio si que estoy trabajando más arquitectura. Desde que he empezado a trabajar ha cambiado también la composición de los collages. Son más directos, con menos elementos. De hecho acabo de empezar una serie en la que siento la necesidad de ser más minimalista.

¿Cómo nos conociste y por qué te gusta Mi HABITACIÓN Favorita?

Me descubrió Mi HABITACIÓN Favorita mi exjefe de las prácticas. Antes siempre iba a otro sitio, pero mi jefe me trajo un día y ahora soy yo la que traigo a mis compañeros aquí. Me encanta que me conocen, saben cómo me gusta el café y tienen una leche de soja buenísima. Me gusta mucho el ambiente.

¿Qué objeto absurdo no puede faltar en tu maleta?

Siempre llevo un jersey extra. Nunca lo uso, pero siempre lo pongo por si acaso. Y bastoncitos para las orejas.

Etiquetas:, , , , ,