Reserva con el CLUB SAUCÉPOLIS y consigue un 5% de descuento AQUÍ

Entrevista con Jesús Alzuet, protagonista de El Testamento.

Llega a Zaragoza el segundo certamen de microteatro Lo tuyo es puro teatro, y como el año pasado, el Hotel Sauce participa como escenario de una de las representaciones. Para nosotros es todo un lujo poder formar parte de esta iniciativa y disfrutar in situ del trabajo de los actores que representarán la pieza.

Hemos tenido la oportunidad de charlar con Jesús Alzuet, uno de los protagonistas, que junto a sus compañeras María Rosa Rodríguez, Alicia Asín nos ha hablado de su experiencia con la compañía Kairós Teatro, del formato que van a representar y de muchas otras cosas.

En el escenario está la cuarta pared imaginaria que te separa del espectador y que en este tipo de representaciones se difumina hasta desaparecer.

¿Cómo os llegó el texto de  El testamento  y esta propuesta de microteatro?

Se puso en contacto telefónico conmigo la autora de la obra Teresa Rubira. Al principio, me quedé un poco sorprendido:  una señora que reside en Alicante, procedente de Híjar, que es escritora y que busca un grupo de teatro para representar su obra corta en un hotel de Zaragoza, porque ha sido seleccionada en un certamen de microteatro convocado por Horeca. Buscando en internet había localizado nuestro grupo de teatro “kairós TEATRO”  y nos ofrecía la posibilidad de ponerla en escena.

La verdad es que lo pensamos poco, hablé con dos compañeras del grupo y al día siguiente ya teníamos el texto para prepararlo.

¿Habíais trabajado antes este formato?

No, nunca. Todos nuestros montajes teatrales hasta la fecha han sido obras de formato y duración “tradicional”, que se desarrollan en el escenario. Eso sí, en nuestra trayectoria teatral hemos actuado en muy variados escenarios. ¡Hasta en un remolque agrícola!

¿Qué os parece trabajar fuera de un escenario, con el público tan cerca y casi interactuando con vosotros?

Seguro que resulta una experiencia gratificante, y a la vez positivamente más  estresante. En el escenario está la cuarta pared imaginaria que te separa del espectador y que en este tipo de representaciones se difumina hasta desaparecer. Será diferente y resulta muy motivador.

Contempláis la posibilidad de improvisar según la reacción del público.

Lo que pretendemos es que el espectador nos vea como unos miembros  más del público. En la obra, los tres personajes interactúan entre sí ,  como los ocupantes de cualquier otra mesa de la cafetería, ajenos al resto.  Creo que el texto en principio no está pensado para la improvisación , pero nunca se sabe…Lo que sí que hemos hecho en el montaje que vamos a presentar es introducir algún elemento que permite interactuar con el público.

Por lo que sabemos El testamento  es una obra francamente divertida ¿Es la comedia un género que os atraiga particularmente?

No exactamente. Hemos preparado obras de varios géneros, con buena acogida por parte del público.  Lo que sí que percibimos es que la comedia es el género más demandado por el espectador en general.

Y por último nuestras preguntas fetiche

¿Qué objeto absurdo no puede faltar en tu maleta?

Cuando empecé a que formara parte de mi equipaje sí que resultaba absurdo, o por lo menos a muchas personas se lo parecía. pero ahora es cada vez más habitual. Me llevo mi almohada a todos los hoteles a los que voy.

¿Qué es lo más raro o divertido que te ha pasado en un hotel?

Divertido no resultó, al contrario nos hizo pasar un mal rato. Hace bastantes años,  cuando se empezaron a poner de moda en las habitaciones de los hoteles los frigoríficos mini bar, nos alojamos en uno que tenía uno de estos. La curiosidad nos hizo mirar todas las botellitas de licor, los snacks…. Cuando al día siguiente fuimos a entregar las llaves para dejar el hotel, pretendían cobrarnos prácticamente todo el contenido del mini bar porque en el ordenador les constaba que las habíamos consumido. Por lo visto, llevan un sensor que en cuanto sacas una botella cuenta como consumida. No teníamos ni idea y tampoco atendían a nuestras explicaciones de que subieran a la habitación a comprobar que estaba todo intacto. Pues tuvimos que pagarlas, porque si no,  no nos dejaban marchar.  Ya en España ,  reclamamos a la agencia de viajes y nos devolvieron el dinero.

Etiquetas:, , , , ,