900 10 21 46 | +34 976 20 50 50
Actualidad Hotel Sauce Zaragoza
el-sueño-de-una-noche-701x300

El Sueño de una noche

Fue una de esas cortas noches de verano. Una leve brisa aliviaba las ardientes aceras de esta ciudad tras una infernal jornada de calor sofocante. El cielo estaba claro, transparente, y sin luna. Las estrellas amenazaban con caerse del cielo con un fulgor tan maravilloso que sobrecogía. En Saucépolis reinaba una quietud extraña en estas bulliciosas noches de verano. No había paseantes degustando helados, ni enamorados besandose furtivos tras la esquina. No había huéspedes trasnochadores esta extraña noche de verano.

La noche se prometía tranquila, pero la falsa promesa no tardaría en desvelarse. Desvelado andaba yo, según mi costumbre y obligación, pero lo que a continuación vería no fue fruto de la vigilia ni del desvelo. Tampoco un delirio, doy fe. tal vez un sueño lúcido propio de quien mucho piensa y poco cuenta, y a fuerza de pensar pierde la razón y el juicio.

entrevista

Entrevista con Loli y Fausto, los padres de Kata, vocalista de Carroña

Llegaron al mostrador de recepción con una sonrisa de oreja a oreja que en pocos segundos se nos contagió tanto a nosotros, los recepcionistas, como a los otros huéspedes que pasaban por allí. No nos había dado aún tiempo de preguntarles por qué venían tan contentos cuando nos explicaron, impacientes e ilusionados, que venían a Zaragoza al concierto de la banda de rock de su hijo: Carroña. Eso explicaba su atavío, -las camisetas con el nombre de la banda- y la enorme pegatina, también con el logo del conjunto, en la parte trasera de su coche, que detectamos cuando los acompañamos al garaje.

apie de cama foto

Entrevista A pie de cama con Nieves, Bea y Carlos

El público de dos personas de cada sesión de A Pie de Cama bajaba en ascensor a la recepción, y nosotros, los recepcionistas, éramos las primeras personas que veían después de la experiencia. De las 48 personas que la vivieron, unos llegaban flotando, relajados. Otros, con los ojos llorosos. Otros, con una sonrisa luminosa instalada en la cara o incluso en medio de una risa floja y feliz… “¿Cómo ha ido?” les preguntábamos. “Es algo increíble, te obliga a saborear cada segundo, es algo que ha pasado aquí y ahora y sólo para nosotros”, decía uno. “Es como un masaje del alma”, decía otro. “¡Súper relajante, pero aquí mi marido se ha puesto a roncar!” dijo una chica. “¡Yo no tengo la sensación de haberme quedado dormido en ningún momento, pero me habré relajado tanto que ni me daba cuenta!”, se defendía él.

ana y rubén

Una historia de amor en el Sauce: entrevista con Ana y Rubén

Hotel Sauce, ¡buenos días!” “¡Buenos días!” Contestó la voz al otro lado del teléfono. “Llamo para hacer una reserva: quiero una habitación doble superior para el fin de semana. Celebro con mi marido nuestros diez años juntos; es importante para nosotros porque el Hotel Sauce es el lugar donde nos enamoramos.” “¡Qué me dice!” Era la clase de llamada que nos encanta recibir y que nos alegró la mañana.