900 10 21 46 | +34 976 20 50 50

Consuelo Cuadrado de Arapaz en el Hotel Sauce

Le voy a pedir a la Pilarica que Mali encuentre la paz y la unidad

La semana pasada tuvimos el honor de acoger en el Hotel Sauce a Consuelo Cuadrado, misionera en Mali desde hace 48 años, con cuya misión colabora la ONG aragonesa Arapaz.

Consuelo Cuadrado es misionera en Mali desde hace 48 años. Un día, los militares españoles que se encuentran en el país africano formando al ejército local trajeron varios paquetes de ayuda humanitaria para su misión. En el paquete no ponía ningún nombre ni remitente, tan solo un número de teléfono, así que llamé para dar las gracias, cuenta Consuelo. El teléfono resultó ser de la ONG aragonesa Arapaz; y la idea de enviar ayuda a su misión, de su responsable, Agustín Gavín… un viejo amigo del Sauce.

Y así fue cómo la semana pasada, encontrándose Consuelo en España de vacaciones, vino a visitar Zaragoza para conocer a Agustín en persona, y pudimos tener el honor de acogerla en el Hotel Sauce.

Consuelo sólo tiene buenas palabras para el país africano que la ha acogido durante casi medio siglo: La gente es abierta, acogedora y muy trabajadora, nos explicaba a los recepcionistas, que escuchábamos absortos. Lo poco que tienen te lo dan y, a pesar de lo pobres que son, poseen una dignidad, un saber estar y una forma de presentarse ante los demás absolutamente sin complejos.

Durante la visita de Rajoy a las tropas del ejército español en Mali el pasado mayo, Consuelo pidió al presidente del gobierno que España construyese una escuela en la misión. La respuesta no fue del todo clara… Esta pasada semana la misionera se desplazaba desde su Buenavista de Valdivia natal (Palencia) hasta Zaragoza y, como no podía ser de otra manera, fue a visitar a quien seguro escuchará sus plegarias: la Pilarica. Le voy a pedir que Mali encuentre realmente la paz y la unidad, nos decía justo antes de encaminarse hacia la vecina plaza del Pilar.

El equipo del Sauce, encantados como estamos de tenerla con nosotros, sólo podemos darle la bienvenida a Zaragoza y hacerlo en uno de los dialectos de Mali, como ella nos ha enseñado: Ambau Yele!

 

Etiquetas:, , , , , , ,