Teléfonos: 900 10 21 46 | +34 976 20 50 50

Luis Piedrahita: un animal palabrófago, palabraeróbico y palabrópata

Nuestro invitado en esta ocasión es un tipo singular. Es guionista, director de cine, mago y, naturalmente, uno de los mejores cómicos del país. Un tipo capaz de hacer un desternillante monólogo sobre los adornos de navidad, sacar punta a la letra pequeña de los productos, inventar las palabras que faltan en el diccionario o subastar su propia vesícula en directo en televisión. Tenemos especial debilidad por este artista al que llaman el Rey de las Cosas Pequeñas. Tenemos el placer de presentaros a Luis Piedrahita

El español es un idioma loable, lo hable quien lo hable. ¿Usted lo loa?

Yo lo loo. Hay quien lo laila.

El lenguaje es uno de los temas más aludidos en sus monólogos. Usted crea palabras nuevas, juega con los prospectos e instrucciones… ¿Tiene alma de filólogo?

La persona que mejor describió mi relación con las palabras fue Marcos Mundstok, de Les Luthiers, en el prólogo de mi libro El castellano es un idioma loable, lo hable quien lo hable. Allí, entre otras cosas, decía que yo era un animal palabrófago, palabraeróbico y palabrópata.

Además de cómico y guionista es usted un notable mago. ¿Se considera un mago que hace reír o un cómico que hace magia?

Me considero afortunado ya que he tenido la suerte de poder dar rienda suelta a esas dos pasiones.

¿Qué cómicos y magos son sus referencias?

Juan Tamariz, Pepe Carroll, Tip y Coll, Gila, Tono, Mihura…

Usted interpreta sus propios textos, pero también escribe para otros cómicos. ¿No es un poco raro ver a otros contando chistes que usted escribió?, ¿Le hacen más gracia en boca de otro?

Es un poco raro pero la profesionalidad del guionista consiste en saber aceptar esas aberracioncitas. Unas veces tiene más gracia en boca de otros, otras veces tiene menos… siempre es distinto a como uno se lo imagina.

También realizó su pequeña pero magnífica inclusión en el cine ¿Tiene en mente repetir?

Me gustaría, pero no es fácil.

Decía usted que una maleta se llena de “porsiacasos”, ¿Qué objeto absurdo no puede faltar en su maleta?

Un libro, una libreta y un boli.

¿Qué es lo más raro que le ha pasado en un hotel?, ¿Lo incluyó en algún monólogo?

Un vez en un hotel muy bonito de Zaragoza me pidieron que hiciera una entrevista para su blog. Eso no me había pasado nunca. Quizá lo incluya en un monólogo.

Los hoteles son lugares fascinantes, ¿Para cuándo un monólogo sobre el tema?

He hecho uno sobre los jaboncitos, peinecitos, esponjitas y cepillitos de dientecitos que hay en los hoteles. El hotel en sí es demasiado grande para mi.

La última vez que nos visitó acaba de operarse de la vesícula… víscera que acabó subastando en El Hormiguero. ¿Cómo se le ocurrió?

Era una manera de sacar algo bueno de la mala experiencia que siempre es pasar por un hospital. Se me ocurrió que se podía sacar algo bueno de eso, había que aprovecharlo. Subastamos la vesícula y conseguimos 2.000€ para la Fundación Síndrome de West. Por cierto, los donó un concejal de Tarazona.

Etiquetas:, , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.